DIARIO DIGITAL DE INFORMACIÓN ECONÓMICA Y FINANCIERA -

BBVA prevé aumentar su beneficio un 36% este año

Resultados | Semestre

La entidad financiera de la que es consejero delegado Carlos Torres Vila espera que haya pronto un gobierno estable en España para que se puedan tomar decisiones que no se pueden demorar.

Torres se mostró muy satisfecho por los resultados cosechados en los seis primeros meses del año que sin tener en cuenta los tipos de cambio ni la falta de extraordinarios aumentó un 5,8%, si bien con estos efectos cayó un 33,6%. En la entidad están contentos porque la evolución es buena, y apuntan para ello que la ganancia del segundo trimestre fue un 58,4% más que la del primero, y sobre todo hacen alusión a que las mandíbulas (el aumento de los ingresos frente a los costes) mandan señales muy positivas, un tema en el que está jugando un papel clave la clientela digital que sigue aumentando (un 21% año contra año hasta y las ventas digitales que ya son un más del 10% del total, y se acercan al 15%, en España, México y América del Sur, Mientras que el porcentaje de transacciones por vía digital es del 201,% en EE UU y del 23,9% en Turquía.

De este modo, esperan seguir consiguiendo más clientes, más ventas, con los créditos aumentando su concesión al 10% y reduciendo la mora, las dotaciones por deterioros y las provisiones, prevén que al final del ejercicio el beneficio sea de 3.600 millones de euros, lo que si se cumple, será un 36,2% más de ganancia que los 2.642 millones de euros que tuvo de beneficio el año pasado.

Este el beneficio que calcula el consejo de administración y que, por ello, “no habrá problemas para mantener la actual política de dividendos”. “Daremos la misma remuneración al accionista que el año pasado”. El objetivo para este año es "repartir dos dividendos en efectivo y otros dos en acciones", una política "muy atractiva" que no creen que tengan problemas para mantener.

España y Turquía

En este sentido, está por ver si la situación política que hay en España y en Turquía, pueden acabar teniendo algún tipo de repercusión en el negocio del sector financiero, y por, ende en el banco.

En el caso de España, -país que aportó netos 410 millones a la cuenta-, la entidad está preocupada por el hecho de que no haya Gobierno, está en funciones, una situación que estiman que si se prolonga afectará a las decisiones de los inversores, que puede que sigan retrasando las mismas ante la incertidumbre. Por eso esperan que se resuelva, porque ir a unas terceras elecciones “sería negativo”. Les preocupa que se prolongue la formación de gobierno de cara a tomar medidas que “hay que tomar”, en referencia a decisiones para reducir el déficit y a “seguir con las reformas”, reformas que el banco considera necesarias para reducir el desempleo, entre otras cosas.

En este punto, Vila se mostró convencido de que el crédito tendrá un aumento plano por la “incertidumbre política” actual entre otras cosas, lo que hará que el margen de intereses seguirá cayendo más o menos el 2%, igual que en el primer semestre.

En cuanto a Turquía, donde el banco ganó 324 millones hasta junio, que atraviesa una complicada situación, entre otras cosas, tras el fallido golpe de estado, la intención de la entidad es permanecer en Turquía “a largo plazo” mediante su inversión en el banco Garanti, aseguró el número dos de BBVA. Al respecto, Torres Vila reconoció que estos acontecimientos y la “incertidumbre” que conllevan tendrán “un impacto” pero explicó que aún es pronto para saber cómo influirá en sus negocios en el país.

Ajustes

En un marco de tipos bajos, el banco pone el foco en la eficiciencia y en este sentido, en la rueda de prensa posterior a la presentación, le preguntaron a Torres Vila por los ajustes en España y señaló que no hay previsto ningún ERE nuevo, si bien no cerró la puertas a nuevos ajustes, medidas que no tienen que plasmarse a la fueza en reducción de plantilla, indicó.

En este punto, el consejero delegado de BBVA dijo que no tienen previsto ningún Expediente de Regulación de Empleo (ERE), “más allá de los 1.700 despidos pactados con los sindicatos de CatalunyaCaixa”. Torres Vila indicó que la eficiencia “es una prioridad y lo seguirá siendo” y por ello cerrarán alrededor de 400 oficinas de la caja catalana en septiembre.

En este sentido, informó de que van a acelerar la consecución de todas las sinergias del plan de integración “de tal manera que el ahorro de 200 millones de euros que estaba previsto para 2018, se adelantará a 2017”. “Tenemos muchas palancas que podemos accionar para conseguir una mayor eficiencia desde el mundo de la ingeniería o grandes ahorros en el mundo de las operaciones, con la robotización o la utilización de espacios”, añadió. En este contexto, destacó que llegarán 1.000 empleados más de los previstos a las oficinas que el banco tiene en Las Tablas, “lo que nos va a permitir liberar edificios en Madrid”.

Torres comentó que, “a pesar de lo que dicen algunos medios, no hay un plan extraordinario de reducción de plantilla, ni lo preveo en España”.Tomaráremos también medidas de eficiencia “que no significarán reducción de personal".

Cambios

Ante los últimos cambios anunciados por BBVA en la estructura del banco, Torres Vila señaló que, “después de un año y medio fijando y asentando las bases del cambio cultural, ahora con Ricardo Forcano, se abre una nueva fase de ejecución para asegurar que ese cambio llega a todo el mundo", indicó. Torres comentó que los cambios “a veces se magnifican”, pero apuntó “de los 20 miembros que empezaron hace año y medio continúan 18, aunque haya habido variación de puestos dentro del organigrama del banco”.

Ante las insinuaciones del aumento de poder dentro del BBVA de Torres, el consejero delegado comentó que “no he ganado ni perdido peso en la entidad, sigo con las mismas funciones”, y añadió que “no lo he pedido yo, se trata de una reestructuración para ganar acercamiento con otros países”.

Junio

BBVA ganó hasta junio 1.832 millones, un 33,6% menos que en el mismo periodo del año anterior. . La reducción de las ganancias se debio al impacto de los tipos de cambio y a la ausencia de operaciones corporativas. Sin estos dos efectos, el resultado creció un 5,8% interanual.

Entre enero y junio de 2016, el margen de intereses registró un importe de 8.365 millones de euros, un 11,2% superior al del mismo período del año anterior (+26,1% a tipos de cambio constantes). Este crecimiento se ha visto apoyado por el mantenimiento del dinamismo de la actividad en mercados emergentes. Por su parte, las comisiones crecieron un 6,0% interanual (+16,2% sin considerar el impacto de las divisas) en el mismo periodo.

El margen bruto ascendió a 12.233 millones de euros, lo que supuso un aumento interanual del 5,9% (+18,2% a tipos de cambio constantes). Los ingresos recurrentes (margen de intereses más comisiones) fueron los principales catalizadores de su crecimiento.

En el segundo trimeste, el margen bruto alcanzó un máximo histórico, con 6.445 millones de euros que supone un crecimiento del 8,8% respecto al del mismo periodo de 2015 (+21,2% a tipos de cambio constantes). Los resultados de operaciones financieras crecieron un 26,0% (+36,7% sin considerar el impacto de las divisas) al compararlos con el segundo trimestre del año anterior. En esta línea se han registrado las plusvalías brutas generadas con la operación de Visa Europe (225 millones de euros). Adicionalmente, en otros ingresos netos se han incluido este trimestre los dividendos de Telefónica y CNCB, así como la aportación al Fondo Único de Resolución (-122 millones de euros). Este último cargo ha pasado a registrarse en el segundo trimestre, cuando el año pasado se contabilizó en el cuarto trimestre.

Por su parte, los gastos aumentaron entre enero y junio en un 10,8% interanual (+21,1% a tipos

de cambio constantes). Una vez más, los costes de integración de Catalunya Banc -que afectan al conjunto del semestre de 2016, a diferencia del mismo periodo del año anterior-, la elevada inflación en determinadas geografías y el efecto negativo que la depreciación de los tipos de cambio ha tenido sobre aquellas partidas de costes denominadas en dólares y euros, explican el avance. Sin embargo, en el segundo trimestre, el esfuerzo realizado en contención de los costes se hizo patente. Así, el ratio de eficiencia a cierre de junio se situó en un 51,8%, prácticamente en los mismos niveles de diciembre, muy competitivos con relación a la media de su grupo de comparables europeos (70,8%, a cierre de marzo pasado).

En este contexto y teniendo en cuenta el cambio de perímetro en Turquía, el margen neto acumulado ascendió a 5.901 millones de euros (+1,1% interanual o +15,2% a tipos de cambio constantes).

Préstamos

Por lo que respecta a la actividad del banco, a cierre de junio, el crédito bruto a la clientela se incrementó en un 10,2% al compararlo con un año antes, hasta alcanzar los 433.268 millones de euros. Los depósitos de la clientela aumentaron un 11,7% versus junio de 2015, hasta alcanzar los 406.284 millones de euros.

En este marco, el ratio de mora mantuvo su tendencia a la baja por cuarto trimestre consecutivo y recuperó los niveles de diciembre de 2012, al cerrar en junio en un 5,1%, frente al 5,3% de marzo. El ratio d e cobertura se mantuvo estable en el trimestre en el 74%.

En términos de solvencia, BBVA continúa en el buen camino para conseguir su objetivo de ratio CET1 fully-loaded del 11% en 2017. En el segundo trimestre de 2016 generó 17 puntos básicos de capital, lo que permitió que, a cierre de junio, el ratio alcanzara niveles del 10,71%. Por su parte, el ratio CET1 phased-in cerró en un 12,03%, muy por encima del 9,75% requerido por el regulador. El ratio de apalancamiento fully-loaded a cierre del semestre alcanzó el 6,4%, lo que permite a BBVA ocupar la segunda posición al ponerlo en relación con sus competidores europeos.

Se necesita un mensaje!