DIARIO DIGITAL DE INFORMACIÓN ECONÓMICA Y FINANCIERA -

El beneficio de KutxaBank crece un 17,5%

Resultados | Aumento

25_kutxa.jpg

La inversión crediticia muestra un cambio de tendencia y se sitúa en positivo, con un crecimiento del 0,7% en el semestre

El grupo Kutxabank ha concluido el primer semestre de 2016 con un beneficio consolidado de 144,2 millones de euros –con una aportación positiva del Grupo CajaSur de 10,5 millones de euros–, un 17,5% más con respecto al mismo periodo de 2015. Se trata de un resultado sostenible, con un crecimiento recurrente que se compara favorablemente con la media del sector.

En un escenario de tipos de interés adversos, de volatilidad en los mercados financieros y de capitales, y a pesar del impacto de la renegociación de determinadas cláusulas suelo de CajaSur, durante los seis primeros meses del ejercicio se han superado las previsiones gracias al impulso del negocio bancario, favorecido por un elevado volumen en la nueva contratación de productos financieros, así como por la contribución positiva y recurrente de la cartera de participadas.

La reducción de costes y la menor necesidad de dotaciones, a causa de la reducción de los activos dudosos e improductivos en más de mil millones de euros en un solo año, también han contribuido al resultado semestral, en el que se percibe de nuevo una acusada mejora de las ratios de morosidad y rentabilidad.

En un entorno en el que continúa la presión a la baja de los tipos de interés, el margen de intereses ha alcanzado los 287,4 millones de euros. El importante impulso comercial y una adecuada gestión de precios, han permitido superar las previsiones de evolución del citado margen.

Los ingresos por servicios han alcanzado los 172,2 millones de euros, que supone una bajada del 5,2% respecto al ejercicio precedente, debido principalmente a la reducción de las comisiones procedentes de fondos gestionados de clientes, que se han visto afectadas por la volatilidad de los mercados financieros. Destaca en esta partida la evolución de la actividad de medios de pago, que ha crecido un 10,1% por la mejora del consumo y el impulso de las nuevas facilidades de pago que presta Kutxabank a sus clientes.

La cartera de participadas ha mantenido su habitual ritmo de contribución recurrente a los resultados del Grupo. Los ingresos por dividendos y de puesta en equivalencia se han elevado hasta los 86,8 millones de euros, un 112,7% más que el ejercicio precedente. Los ingresos obtenidos por la habitual rotación de participaciones han alcanzado los 28,4 millones de euros, cifra notablemente inferior a la del pasado ejercicio, en el que se produjeron los resultados extraordinarios por la salida a bolsa de Euskaltel.

Destaca la aportación recurrente de la actividad de seguros, que mejora en un 14,5%, crecimiento basado en una acertada estrategia comercial y un buen comportamiento de la cartera. El epígrafe Otros Resultados de Explotación se ve penalizado con respecto al año pasado, por el coste del Fondo Único de Resolución, que en 2016 se ha registrado en el primer semestre y no en el cuarto trimestre, como ocurrió en 2015. Así, el margen bruto ha alcanzado los 610,2 millones de euros, un 0,6% más, aunque en términos homogéneos el incremento sería de un 2,2%.

En línea con los objetivos de mejora de la eficiencia, los gastos de administración del grupo financiero han caído un 5,8% con respecto al mismo periodo en 2015, con una rebaja del 8,3% en los gastos generales, y del 5% de los gastos de personal. El margen de explotación se sitúa en los 254,8 millones de euros.

El grupo mantiene su tradicional política de prudencia en el registro de provisiones, que se sitúan en línea con el presupuesto. La positiva evolución económica, y la reducción de activos improductivos, permite que los saneamientos realizados se sitúen en los 126,8 millones de euros, un 57% menos que en el primer semestre de 2015, periodo en el que se produjeron determinados saneamientos extraordinarios de la cartera crediticia y de valores.

Con todo, el resultado del Grupo antes de impuestos ha crecido más de un 50%, y ha alcanzado los 155,4 millones de euros.

Actividad comercial

Con una mejora en la evolución de los recursos de clientes y de la inversión crediticia, el volumen de negocio de clientes del Grupo Kutxabank ha alcanzado los 100.678 millones de euros, con un incremento anual del 1,2%.

El total de los recursos de clientes gestionados ha alcanzado los 55.549 millones de euros, lo que supone un crecimiento del 1,5% en 2016. Se ha logrado por la evolución de las redes de negocio, en especial de la red minorista, cuyos recursos se han incrementado un 1,8%.

Al igual que durante todo el ejercicio, los productos que mejor comportamiento han mostrado han sido los fondos de inversión y el ahorro a vista, epígrafe cuyo saldo ha crecido en las redes de negocio un 8,8% por el buen ritmo de la captación.

Los recursos fuera de balance han crecido un 3,7% gracias al destacado crecimiento de las dos gestoras del Grupo Kutxabank, Kutxabank Gestión y Fineco. Así, en un periodo en el que su valoración ha sido penalizada por la inestabilidad de los mercados, los volúmenes gestionados en fondos de inversión y planes de previsión han registrado un comportamiento positivo, con las carteras delegadas como herramienta fundamental.

Las gestoras de Kutxabank se han mantenido como líderes en captaciones netas, con entradas por valor de 678 millones de euros. El sistema de gestión delegada del Grupo ha cumplido en este semestre sus primeros diez años de actividad, con un saldo total en fondos de inversión y planes de pensiones que sitúan al Grupo en el cuarto puesto del ranking del Estado.

Créditos

El fuerte avance de la demanda solvente de financiación ha permitido que la Inversión Crediticia haya crecido un 0,7% anual, mostrando un cambio de tendencia en línea con la mejora económica del entorno.

Esta positiva evolución se ha apoyado en el fuerte incremento de la actividad comercial, en un entorno de notable recuperación de la demanda, tanto de particulares como de empresas, y con los préstamos hipotecarios y la actividad en empresas como palancas fundamentales de crecimiento.

En esta materia, Kutxabank ha destinado en este periodo un total de 4.959 millones de euros a responder a las necesidades de financiación de las empresas, tanto para grandes corporaciones como para Pymes. Destacan la evolución positiva del 48% en la financiación para las inversiones productivas de las pequeñas y medianas empresas, actividad en el que la financiación para circulante, vinculada a la evolución de las ventas, ha crecido un 7%.

En cuanto a la financiación destinada a la adquisición de viviendas, ha mantenido la misma tónica alcista de los últimos trimestres, ya que ha crecido un 40%, por encima de la media del mercado en todas las zonas en las que está implantada la entidad.

Con una demanda más recuperada y un mercado inmobiliario en clara evolución, cada vez son más las personas que optan por las nuevas fórmulas de financiación a la hora de comprar una vivienda. Frente al préstamo ‘clásico’ referenciado al Euribor, la hipoteca mixta y la hipoteca fija han continuado ganando cuota, y suponen ya el 45% del total de nuevos contratos suscritos en lo que va de año por Kutxabank.

También se ha registrado una evolución muy satisfactoria en el ámbito de los préstamos personales, ya que los créditos concedidos han superado los 120 millones de euros, lo que supone un crecimiento del 31%, con una aportación progresiva de la financiación personal suscrita a través de los canales digitales, que ha crecido un 52% en el caso de la Banca online.

Se necesita un mensaje!