DIARIO DIGITAL DE INFORMACIÓN ECONÓMICA Y FINANCIERA -

Francisco González: los escándalos han impedido que los banqueros sean respetados

Resultados | Análisis

El presidente de BBVA considera, al igual que otros banqueros, que si hay cambios en el sistema hipotecaria, acceder al crédito será más complicado y más caro para los usuarios.

BBVA gana miles de millones, la entidad es una de las mejores en digitalización y valoración de los usuarios, pero 10 años después, las cláusulas suelo y el tema de la mala reputación del sector financiero en la sociedad, que no diferencia los que lo hicieron bien de los que no, siguen estando muy presentes.

Esto es algo que decepciona al presidente de BBVA, al que entristece el “ruido” que se está generando en torno a la banca, en relación con la mala imagen que aún tiene en la sociedad, un ruido al que consideran que contribuyen las sentencias sobre diversas cuestiones relacionadas con los bancos y los medios de comunicación.

El número de BBVA se muestra decepcionado porque pagan justos por pecadores y porque las cláusulas suelo de son legales. En referencia a la primera cuestión estima que los bancos están pagando algo que no les corresponde porque “fueron las cajas, aunque no todas, las causantes de la crisis del sector en España conla gestión de sus gestores y sus malas prácticas, lo que provocó un rescate al que contribuyeron los bancos aportando dinero mediante el Fondo de Garantía para las ayudas que les dio el Estado y también entrando en procesos de concentración para quedarse entidades no viables.

En cuanto a la segunda, apuntó que en 2013 el Supremo dictó que las cláusulas suelos eran legales, y lo que ha cambiado es el criterio respeto a la transparencia. "No es mala práctica, son nuevos criterios de transparencia", señaló.

En relación a los pagos, reveló que las devoluciones de las cláusulas suelo a los clientes afectados por la sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) se harán de manera "exprés para todas personas que tengan derecho" pero después del pronunciamiento del Tribunal Supremo (TS) sobre el fallo de instancias superiores.

En este punto, agregó que cualquier cambio que haya en materia hipotecaria que suponga más precauciones y más costo de gestión para los bancos, supondrá más gastos para los clientes. "No nos han preguntado nada desde el Gobierno", dijo en relación a posibles cambio en la ley hipotecaria. "Ojalá nos hubieran dicho hace diez años cual era la transparencia que teníamos que aplicar y y no estuviéramos en lo que estamos” señaló. “El sistema hipotecario ha permitido acceso a la vivienda. El costo de una hipoteca es en España del 1,31%, mientras que en Francia se paga el doble y en Alemania paga mas doble. Todo mundo está demonizandonos, la prensa también, un sistema hipotecario que es baratísimo y que ha propiciado que el 80% de los ciudadanos que vive en España tenga vivienda en propiedad”.

“Pensábamos que la profesión de banquero iba a ser respetada y querida, pero los escándalos del sector, en los que BBVA no ha tenido ninguna responsabilidad, lo han hecho imposible”, lamentó González en rueda de prensa.

Trump

La rueda de prensa del número uno de BBVA se centró en los dos temas del momento en España: Las políticas del presidente de EE UU, Donald Trump, y las cláusulas suelo.

Sobre el nuevo máximo mandatario de EE UU, González señaló que la elección de Trump es el acontecimiento en el mundo. “EE UU ha sido y es fuente de democracia, libre mercado y libre comercio y las posiciones de Trump no están 100% alineadas con el comercio libre”, reconoció. “Son los primeros pasos” y “tienen que pasar por el Senado”, dijo González. Y es que muchos analistas, banqueros y políticos esperan que muchas decisiones no salgan adelante o queden descafeinadas en el Senado de Estados Unidos. “Espero que se normalice la situación”, dijo el banquero, que se mostró convencido de que se reconducirá el enfrentamiento abiertos por las políticas del presidente de EE UU perjudiciales contra México. “Una cosa es ser empresario y otra presidir un país”, manifestó. "Estados Unidos y México están condenados a entenderse”. “Este fin de semana ha habido un ruido brutal en contra de Trump, eso hará que reflexione. Llevar un país no es lo mismo que llevar una compañía”.

González está a la expectativa, pero la repercusión de la llegada de Trump y sus anunicios y decisiones ya han tenido un efecto a corto plazo: la devaluación del peso. No obstante, de cara a futuro, el presidente de la entidad financiera de origen español afirmó que Bancomer, el banco de BBVA en México, se verá menos afectado que la economía mexicana por las decisiones del presidente de EE UU, que harán resentirse a la economía del país que preside Enrique Peña Nieto. “No creemos que Bancomer vaya sufrir proporcionalmente a la economía mexicana porque tiene flexibilidad y potencia, es el lider de los bancos muy de lejos y dispone de una capacidad de reacción enorme”, afirmó el máximo responsable de BBVA.

Beneficios

BBVA ganó el año pasado 3.475 millones de euros, un 31,5% más.

Explica el banco que el beneficio atribuido de 2016 incorpora, asimismo, el impacto negativo de 404 millones de euros netos por la dotación en el cuarto trimestre de una provisión de 577 millones de euros brutos para cubrir posibles reclamaciones futuras ligadas a la resolución del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) acerca de las cláusulas suelo de préstamos hipotecarios en España.

Margenes

En 2016, el margen de intereses alcanzó 17.059 millones de euros, un 3,9% superior al del año anterior (+14,9% a tipos de cambio constantes).

El margen bruto ascendió a 24.653 millones de euros, lo que supuso un incremento interanual del 4,1% (+14,2% a tipos de cambio constantes) y el neto ascendió a 11.862 millones de euros (+4,4% interanual, +16,9% a tipos de cambio constantes).

Los indicadores de riesgo continuaron mejorando progresivamente a lo largo del año. La tasa de mora cerró en diciembre en el 4,9%, por debajo de los niveles de septiembre (5,1%) y 48 puntos básicos por debajo del ratio de diciembre de 2015. Por su parte, la cobertura descendió ligeramente desde septiembre, hasta el 70%. Además, el coste de riesgo acumulado disminuyó hasta el 0,84% (versus 0,92% de los nueve primeros meses de 2016 y 1,06% de 2015).

En términos de solvencia, los ratios de capital mostraron su fortaleza. El CET1 fully loaded cerró en 10,90%, lo que supone un aumento de 58 puntos básicos con respecto a los niveles de diciembre de 2015. En el último trimestre del año, el ratio descendió ligeramente al verse afectado por la elevada volatilidad de los mercados, entre otros efectos. En este contexto, BBVA mantiene el objetivo de alcanzar el 11% en 2017. Asimismo, el banco mostró una elevada calidad del capital, al presentar un ratio de apalancamiento fully-loaded del 6,5% a cierre de diciembre, que compara muy favorablemente con la media de sus competidores europeos.

Dividendo

De acuerdo con su política de retribución al accionista anunciada en octubre de 2013, BBVA prevé distribuir entre el 35% y el 40% de sus beneficios con un dividendo 100% en efectivo. El grupo propone realizar un último "Dividendo Opción", que se pagaría en abril de 2017 y sería de una cuantía aproximada de 13 céntimos de euro por acción, siempre y cuando lo aprueben la Junta General de Accionistas y el Consejo de Administración. En adelante, el dividendo se realizaría mediante dos pagos por año, tentativamente en octubre del año en curso y en abril del siguiente año.

Se necesita un mensaje!