DIARIO DIGITAL DE INFORMACIÓN ECONÓMICA Y FINANCIERA -

Guardiola sobre el futuro de la cúpula de Banco Sabadell: Oliú y yo estamos en forma

Resultados | Análisis

El consejero delegado señaló que las cosas funcionan bien y que tanto el presidente, Josep Oliú, como él mismo “están en forma”. Una manera de decir que no piensan en el relevo, al menos por ahora.

La rueda de prensa posterior a la presentación de resultados del tercer trimestre -ganaron un 56,5% menos hasta 247,8 millones- estuvo marcada por las preguntas sobre el impuesto de las hipotecas y en menor medida por la situación de Cataluña, aunque una de las preguntas que dio más juego fue la referida a los cambios que anunciaron Santander y BBVA y su posible derivada en el Sabadell, ya que Oliú va ser el banquero más veterano cuando el máximo mandatario de BBVA, Francisco González, abandone el cargo cuando termine 2018. “Oliú y yo somos los más viejos del sector (por el tiempo que llevan) pero estamos en forma. Cuando hay cambio en otros lados se hacen comparaciones, pero las cosas funcionan bien en el banco”. En este tema influyen el mercado, el consejo de administración y los accionistas y yo no opino”, vino a decir el número dos de Sabadell

El gran tema, por el momento, es el del pago de impuesto de hipotecas y la decisión final que tome el tribunal Supremo. Al respecto, Guardiola señaló que “está cerca la decisión del Supremo, es el día 5 y cuando se produzca, veremos que se hacemos.Ahora, había una ley tributaria y la norma jurídica dice explícitamente que quien paga este impuesto es el prestatario, por lo cual si hay un cambio de criterio, en adelante lo pagaremos nosotros, pero lo lógico es que no tenga efectos retroactivos para preservar la seguridad jurídica”, indió dejando caer. Apuntó que contemplan todos los escenarios y que si les toca pagar, lógico es que se trate de repercutir al cliente, que a final asumirá un coste equivalente”.

No obstante, se mostró segiro de que no habrá una manera única de actuar por parte de las entidades financieras, lo cual puede plasmarse en que el cliente obtenga alguna ventaja. “No veo porque las hipotecas vayan a tener que ser más caras si pagamos el impuesto”, previó.

En cuanto a los posibles enfrentamientos, litigios con los clientes, afirmó que la tendencia naturales del banco es sentase a negociar y buscar una solución comercial, como pasó con las cláusulas suelo.

En cuanto a todas las cuestiones de tipo legal surgidas en torno a las hipotecas señaló que ha habido errores, pero en general funcionan bien. “Ojalá la Ley Hipotecaria corrija estos fallos y salga pronto”, deseó el banquero.

Con la decisión del Supremo de analizar la sentencia sobre el impuesto de hipotecas de nuevo la banca se ha visto afectada en cuanto a la reputación, por aquello de sus influencias y, en este punto, Guardiola insistió en que yendo al fondo, tienen buena imagen porque "los clientes confían en sus bancos", más allá de que como sector buena parte de la sociedad les vea como el ogro y sirvan de chivo expiatorio para casi todo.

"No partimos de grandes niveles de reputación -aunque la crisis la causaron las cajas y sus problemas de gobierno y malas prácticas, pero es lo que hay". "Tenemos que hacer las cosas bien, aunque el espacio de mejora que tenemos es limitado. No obstante la gente tiene buena relación con su bancos, con sus gestores y somos los que más confianza les dan para cuidar su dinero, junto con Hacienda. Se fian más de ! dos malditos” que de los cracks del momento: Facebook, Google...”, indicó. “Lo que hay que evitar son malas prácticas” en el sector para que se les vea mejor.

Se necesita un mensaje!