DIARIO DIGITAL DE INFORMACIÓN ECONÓMICA Y FINANCIERA -

Álvarez: “yo no seguiría en el Santander si hubiera habido un cambio de estrategia”

Resultados | Análisis

El consejero delegado de la entidad no ve ninguna razón para que haya retroactividad en el pago el impuesto de hipotecas.


Álvarez ofreció la que puede ser su última rueda de prensa como consejero delegado, aunque está por ver si acompañará a la presidenta de la entidad, Ana Botín, en la comparecencia relativa a los resultados anuales de 2018.

La ronda de preguntas estuvo centrada en el impuesto de hipotecas, aunque también hubo numerosas preguntas sobre la estrategia del banco y sobre el balance que hace Álvarez del tiempo que lleva en el Santander, banco del que va a pasar a ser vicepresidente.

En relación con su cargo, los nombramientos, y la estrategia, negó que haya un cambio en la estrategia del banco por el hecho de que haya un nuevo consejero delegado“Yo sigo en el banco y voy a llevar temas de estrategia global. Si hubiera habido un cambio yo no seguiría en el banco. En este punto, señaló que está muy satisfecho de toda su etapa en el Santander, que “es una entidad de referencia y que seguirá siéndolo en los próximos años”.

El directivo se mostró "satisfecho" en cuanto a su gestión como consejero delegado y ha asegurado que seguirá trabajando con menos dedicación a los temas del día a día, pero más a aquellos de carácter estratégico. "Es una posición diferente y estoy encantado de cambiar de posición, llevo muchos años en el día a día", dijo el banquero.

Decisión del Supremo

El consejero delegado del Banco Santander, José Antonio Álvarez, al igual que el resto del sector bancario, ha apuntado que no hay "ninguna razón" para aplicar retroactividad en el impuesto de las hipotecas, y ha defendido que la banca se ha limitado a cumplir con la ley. "Nos hemos limitado a cumplir la ley. Nosotros no hemos cobrado el impuesto y no podemos devolver algo que no hemos cobrado", dijo Álvarez, para quien el posible cambio en el citado reglamento sobre el impuesto de las hipotecas es "extraño".

En este sentido, dijo que si el Tribunal Supremo determina que la banca tiene que pagar el impuesto, eso supondrá que aumenten los costes de las hipotecas, pero está por ver de qué modo le puede afectar a los clientes, ya que es un mercado con mucha competencia y falta por conocerse cómo actuará cada entidad. En esto coincide con su homólogo en Bankia, José Sevilla, que considera que "el mercado será quién determine cómo se repercute este impuesto".

En términos más generales, Álvarez ha pedido un marco hipotecario "claro y seguro", ya que "cuando se presta a 25 años" se necesita "estabilidad, porque el riesgo que se asume es elevado y cuando hay riesgo, esto afecta a la capacidad de hacer negocio tanto en precio como en volumen” ha advertido Álvarez, para quien si hay un mercado que ha funcionado bien es el hipotecario, donde las hipotecas españolas son las baratas de Europa.

En otro orden de cosas, el consejero delegado del grupo Santander considera que el impuestos sobre las transacciones anunciado por el Gobierno tendrán algún efecto, en referencia a que se pueden reducir las mismas. Asimismo, Álvarez expuso que si en España les hacen pagar impuestos por el 5% del beneficio de los dividendos repatriados desde el extranjero, eso tendrá un efecto sobre las cuentas del banco”. En esta ocasión, no aludió a que esta circunstancia podría provocar consecuencias, en referencia a cambios de estructura fiscal en algunas empresas.

Entorno

En relación al contexto en el que se mueve la economía española dijo que “el entorno actual no es el de enero”, que era mejor. “Las expectativas de principios de año se han deteriodado y el crecimiento de la eurozona es débil”, apuntó, agregando que “si el entorno es más débil eso puede afectar a la economía española porque es complicado aislarse” de lo que pasa en el entorno.

Se necesita un mensaje!