DIARIO DIGITAL DE INFORMACIÓN ECONÓMICA Y FINANCIERA -

Gortázar: nos dejaremos la piel y esperamos que los sindicatos también lo hagan

Resultados | Negociación ERE

39_caixa_r-2018-NEF4274.jpg

La entidad obtiene en el ejercicio 2018 un beneficio récord en su historia, rozando los 2.000 millones de euros.

CaixaBank inauguraba en su sede valenciana de la calle Pintor Sorolla una jornada de presentación de resultados, una vez más maratoniana, en la que coincidía junto a Banco Sabadell y BBVA, ambos en Madrid y que tenía especial interés informativo en el caso de la primera por el proceso de ajuste de empleo en el que esta inmersa y en el caso de BBVA, por el escándalo del espionaje de Villarejo.

Pues bien, en la rueda de prensa CaixaBank no aclaró mucho acerca de la negociación del ERE y tampoco se pronunció sobre su competidor ni sobre la perdida de reputación que podía haber afectado al sector por este motivo, aludiendo su consejero delegado, Gonzalo Gortázar, a que no entra en valoraciones sobre sus competidores, aunque sí puso en valor la especial circunstancia de CaixaBank con un “enfoque de banca socialmente responsable” por lo que su objetivo es “responder a nuestros valores y dar el mejor servicio a nuestros clientes”

Por lo que respecta a la negociación sobre la negociación del Expediente de Regulación de Empleo, contemplado en el plan estratégico, la entidad no pudo avanzar sobre la fecha en la que se cerrará: “no soy capaz de dar una fecha”, dijo Gortázar, aunque señaló que “nos dejaremos la piel para llegar a acuerdos”, para añadir a continuación que “y pedimos a los representantes sindicales que también lo hagan”. En este sentido, el presidente de la entidad, Jordi Gual, dijo que “la tradición de esa casa siempre ha sido la de llegar a acuerdos”.

Resultados

La entidad obtuvo en el ejercicio 2018 un beneficio de 1.985 millones de euros, lo que significa el más alto de su historia y supone un 17,8% más que en el año precedente. Sigue muy satisfecha con la marcha de su aventura lusa y así la contribución de BPI a este beneficio —que precisamente hoy también presentaba sus resultados—, fue de 262 millones, lo que supone un avance respecto a 2017 yen la que Jordi Gual expresó su objetivo de “replicar nuestra fortaleza en Portugal”.

El margen de intereses fue de 4.907 millones, un 3,4% más, debido según explica la entidad a la mejora de la rentabilidad del crédito, “la intensa gestión de la financiación minorista y el ahorro en los costes de la financiación Institucional”. Los ingresos por comisiones alcanzan los 2.583 millones, un 3,4% más, pero la entidad matiza que descendieron en un 2,2% las comisiones bancarias y de valores pero por el contrario, suben las de fondos de inversión, carteras y sicav’s en un 12,6% por el aumento de volumen gestionado. Por su parte, el margen bruto se sitúa en 8.767 millones de euros, un 6,6% más

La rentabilidad continúa siendo el caballo de batalla de la entidad y aunque Gonzalo Gortázar reconoció que la cifra lograda en 2018, un 9,3%, cubre los costes de capital, lo cierto es que ha cerrado lejos de las máximas aspiraciones que se había marcado en el plan estratégico finalizó el pasado ejercicio y que movía en una horquilla de entre el 9% y el 11%.

Precisamente y debido a la situación de bajos tipos de interés, que el consejero delegado aseguro que se mantendrá “durante un periodo prolongado”, la entidad puede revisar a la cifra más baja este aspecto fijado en el presente plan estratégico 2019-2021, que se sitúa entre el 10% y el 12%

Nuevamente, una de las claves del éxito del pasado ejercicio, del que Jordi Gual aseguró estar "muy satisfecho de haber logrados los objetivos del plan estratégico" fue la fortaleza comercial que le permitió ganar cuotas de mercado y así tienen el 26,3% de los clientes que tienen a CaixaBank como entidad principal, un 32% en penetración digital, un 26,8% en nóminas y un 21,8% en ahorro a largo plazo.

Se necesita un mensaje!