DIARIO DIGITAL DE INFORMACIÓN ECONÓMICA Y FINANCIERA -

El beneficio de Banca March disminuyó un 40,8 % el año pasado

Resultados | Negocio

89_billes.jpg

March ganó 105,2 millones de euros en 2018. La reducción de la ganancias se debe, entre otras cosas, a que no tuvo los extraordinarios de 2017.

El grupo Banca March obtuvo un beneficio neto de 105,2 millones de euros en 2018, un 40,8 % menos que un año antes, cuando obtuvo plusvalías por la venta de su participación en ACS por parte de su participada Corporación Financiera Alba.

El resultado del ejercicio no es comprable con el de 2017 por varios motivos, ya que, además de las plusvalías obtenidas entonces, la Corporación Financiera Alba dejó de consolidar desde diciembre en el resultado por integración total y pasó a hacerlo por equivalencia, ha explicado en la presentación de las cuentas el consejero delegado, José Luis Acea.

La cuenta del grupo, en la que se diferencia la actividad bancaria y la de Corporación Financiera Alba, "es más transparente" a partir de ahora.

Esta "distorsión" en los resultados se refleja también en las cuentas de Corporación Financiera Alba, que en 2018 ganó 154,4 millones, frente a 474,1 un año antes, cuando contabilizó 352 millones por la venta del 7,52 % de ACS, ha añadido la entidad.

La entidad vendió en diciembre de 2018 en el proceso de transformación de Banca March un 5 % de Corporación Financiera Alba, de la que conserva un 15 %.

El consejero delegado ha destacado los resultados de 2018 teniendo en cuenta una adversa evolución del mercado, y ha añadido que el grupo sigue muy comprometido con su transformación y en el cumplimiento de los objetivos marcados en el Plan Estratégico 2017-2019 hacía el liderazgo en banca privada y asesoramiento a empresas.

El éxito de la estrategia de especialización, ha añadido el grupo, ha permitido, entre otras cosas, que la entidad haya registrado en 2018 un nuevo récord de la actividad bancaria hasta 111,3 millones, el 9,5 % más.

Los clientes de banca corporativa crecieron un 10 % y la inversión crediticia el 12 %, mientras que en el negocio de banca privada y patrimonial, los clientes se elevaron un 2,4 %.

El margen de intermediación creció el 8,3 %; con un aumento del crédito concedido del 18 %; y unos activos un 4,6 % superiores, mientras que el margen ordinario aumentó el 3,3 % hasta 425,8 millones; y el de explotación el 17,4 % hasta 142,4 millones.

La entidad cerró 2018 con una tasa de morosidad del 2,60 %, mientras que su nivel de solvencia (CET1 fully loaded) alcanzó el 16,02 %.

Se necesita un mensaje!