DIARIO DIGITAL DE INFORMACIÓN ECONÓMICA Y FINANCIERA -

La banca española ganó un 11,4% menos en el primer trimestre del año

Resultados | Beneficios

74_aeb l.jpg

Los bancos españoles obtuvieron un beneficio atribuido de 3.538 millones de euros hasta marzo, según señaló la Asociación Española de Banca.

Los bancos españoles obtuvieron un beneficio atribuido de 3.538 millones de euros en el primer trimestre del ejercicio 2019, lo que significa un descenso del 11,4% respecto al mismo periodo del año anterior.

Con un escaso crecimiento del balance, la ligera mejora del margen de intereses y la reducción de los costes de explotación no han sido suficientes para compensar los menores resultados obtenidos por operaciones financieras, según la Asociación Española de Banca (AEB)

En un entorno marcado por los bajos tipos de interés en Europa, el margen de intereses se incrementó un 2,7% hasta marzo y alcanzó 14.822 millones de euros, mientras que los ingresos netos por comisiones descendieron un 0,5% en este periodo, explicaron.

Así, el margen bruto descendió un 1,2% en los tres primeros meses del año y se situó en 20.896 millones de euros, debido, fundamentalmente, a la disminución de los resultados por operaciones financieras y a la reducción de otros resultados netos de explotación.

A pesar de que el balance medio creció más del 1,5% interanual, los gastos de explotación se redujeron un 1%, lo que ha permitido mantener la ratio de eficiencia en el 49,2%, entre las mejores del conjunto de sistemas bancarios de la Unión Europea.

Las dotaciones y provisiones por deterioro de activos aumentaron un 7,1% en los tres primeros meses del ejercicio, mientras que la rentabilidad sobre el capital (ROE) se situó en el 7,01%, frente al 7,97% correspondiente al mismo periodo de un año antes.

Balance

El balance consolidado de los grupos bancarios españoles superó a 31 de marzo de 2019 los 2,6 billones de euros, con un crecimiento del 3,2% interanual soportado de manera significativa por el incremento de los epígrafes representativos de la actividad típica de la banca comercial minorista.

Tanto el crédito como los depósitos de la clientela crecieron por encima del 5%, mientras que el saldo de los valores representativos de deuda emitidos aumentó en un 9% interanual. El crédito a la clientela alcanzó 1,6 billones de euros hasta marzo, lo que supone un 5,2% más en tasa interanual y representa casi el 60% del total de los activos del balance.

La ratio de morosidad se situó ligeramente por debajo del 4% tras una reducción de más de medio punto porcentual respecto a la tasa de un año antes, con un nivel de cobertura equivalente al 67,4% de los activos dudosos, frente al 68,7% del año anterior.

Los depósitos de la clientela se situaron por encima de 1,4 billones de euros, un 5,5% más que en marzo de 2018, con lo que ya representan más del 55% del total balance y permiten mantener la ratio de créditos sobre depósitos en el 108%.

El saldo de los valores distintos de acciones emitidos se ha incrementado en 30.000 millones de euros, un 9,3% durante los últimos doce meses, hasta un volumen de más de 350.000 millones de euros. En sentido contrario, la financiación neta captada de bancos centrales y entidades de crédito se ha reducido hasta un saldo neto de 13.000 millones de euros, apenas un 0,5% del total balance, con una disminución anual de 35.000 millones de euros.

A 31 de marzo de 2019, el patrimonio neto se elevó a 192.000 millones de euros, con un incremento anual del 1,7%. Expresado en términos de coeficiente de solvencia, la ratio de capital de máxima calidad CET1 fully loaded se situó en el 11,3%, lo que significa 20 puntos básicos más que un año antes.

Se necesita un mensaje!