DIARIO DIGITAL DE INFORMACIÓN ECONÓMICA Y FINANCIERA -

Los ingresos de la Sareb cayeron un 33,2% hasta los 1.052,7 millones

Resultados | Primer semestre

47_sareeb.jpg

La entrada de inmuebles en el balance de la Sared aumentó un 46,5% hasta junio y alcanzaron los 880 millones de euros .

La Sociedad de Gestión de Activos Procedentes de la Reestructuración Bancaria (Sareb) ha aumentado durante la primera mitad del año la entrada de inmuebles en balance en 880 millones de euros, un 46,5% más respecto al mismo periodo de 2018." Esta cifra refleja la nueva estrategia de negocio puesta en marcha por la compañía para acelerar la transformación de préstamos de promotores inmobiliarios en inmuebles, activos que son mucho más líquidos". Los 880 millones se corresponden con 9.343 inmuebles (residencial, suelo y terciario), que ahora serán más fáciles de vender en el mercado, señalaron.

Durante la primera mitad de 2019 la compañía ha seguido avanzando en su misión desinversora al reducir la cartera total de préstamos e inmuebles (residenciales, suelos y terciario) en 719 millones de euros, según el Informe de Actividad de Sareb correspondiente al primer semestre del año, hecho público hoy.

A 30 de junio pasado, la cartera de activos de Sareb estaba integrada en un 62% por préstamos al promotor, con un valor de 20.793 millones de euros. El 38% restante estaba constituido por inmuebles, de los que el 19% eran vivienda residencial, el 15% suelo, y el resto activos terciarios.

Durante sus primeros seis años y medio de vida, Sareb ha reducido su cartera originaria de préstamos en un 47,2%. Solo en el primer semestre, la reducción ha sido del 5,2%. La cifra de inmuebles se ha mantenido prácticamente estable, dado que las ventas se han ido compensando con la entrada de nuevos activos inmobiliarios. En conjunto, la compañía ha desinvertido a lo largo de los años 17.145 millones de euros en préstamos e inmuebles, un 34%.

Además de la reducción de su cartera bajo gestión, Sareb tiene el cometido de cancelar con sus ingresos la deuda senior que emitió para la adquisición del perímetro inicial de activos, deuda que cuenta con el aval del Estado español. Desde su nacimiento, ha repagado 15.021 millones de euros.

El negocio

En términos de actividad semestral, Sareb ha registrado una ralentización en su cifra de ingresos debido, principalmente, a la intensificación de la transformación de préstamos en inmuebles, además de al menor tamaño de su cartera respecto al ejercicio anterior. Esta estrategia de transformación se enmarca en la apuesta por mantener y maximizar el valor de los activos bajo gestión.

En el primer semestre de 2019 los ingresos han disminuido un 33,2%, hasta los 1.052,7 millones de euros, con especial incidencia en aquellos provenientes de la cartera de préstamos, que cayeron el 45,1% respecto al mismo semestre de 2018, fruto de la decisión de preservar el valor de los préstamos mediante la transformación y el acceso al colateral. Esta evolución está alineada con las previsiones de la compañía.

El giro anunciado en la estrategia de Sareb también pasa también por limitar las pérdidas que procedan de la venta institucional de préstamos, ya que el contexto de mercado se sitúa en un momento en el que los descuentos exigidos en estas operaciones no permiten proteger el valor de la cartera que gestiona la compañía.

A pesar de la reducción de los ingresos derivados de los préstamos bajo gestión, esta actividad aportó ingresos durante el periodo de 539,9 millones de euros. Como se detalla en el informe de actividad, a finales del periodo, Sareb tenía 12.915 deudores, un 9,7% menos que el mismo periodo del año anterior. La compañía ha intensificado la judicialización de su cartera de préstamos, si bien, las daciones en pago y ejecuciones de colaterales continúan copando el mayor volumen de operaciones.

Por su parte, la actividad de gestión y venta de inmuebles (residencial, suelos y terciario) registró un retroceso algo más contenido, del 13,6%, y totalizó 512,7 millones de euros a cierre del pasado mes de junio.

En esta tendencia, destaca la decisión de la compañía de preservar determinados activos, como los suelos con potencial comercial, para desarrollarlos por cuenta propia. La mayor parte de dichos ingresos proceden de la venta de activos residenciales (vivienda y anejos), que se ha visto impactada por la decisión de la compañía de limitar la venta a través de los denominados planes de dinamización de ventas (PDV), una figura mediante la que se facilitaba que los promotores con deudas con Sareb comercializarán desde su balance los activos garantía de préstamos con la compañía.

Los ingresos por gestión y venta de inmuebles supusieron ya el 48,7% del total durante los primeros seis meses del año.

Se necesita un mensaje!