DIARIO DIGITAL DE INFORMACIÓN ECONÓMICA Y FINANCIERA -

Evolución del “naming” en la Banca

Tribunas | Marcas

74_clari weeeb.jpg

Por Rob Davey, director senior de Servicios Globales en CompuMark , de Clarivate Analytics

Hace aproximadamente una década, la mayoría de los bancos y compañías de servicios financieros tenían nombres sólidos y confiables como National Westminster, HSBC y Bank of América. Estos nombres eran sosos y sin inspiración, tal vez. Pero no había ninguna razón para que estos bancos intentaran siquiera ser diferentes de las instituciones tradicionales que eran.

En consecuencia, cuando un nuevo banco online británico llegó a la escena llamándose 'Egg' (huevo), fue como un rayo de sol sobre un paisaje gris. Para entonces, muchos de los antiguos bancos establecidos estaban cerrando sus sucursales más pequeñas, cada vez era más difícil hablar con un gerente bancario y los clientes comenzaban a sentirse alejados de quienes tenían su dinero. Un banco que lleva el nombre de algo que solemos desayunar veíamos muestra su intención de ser una alternativa amistosa y accesible.

Desde entonces nos hemos acostumbrado a los bancos con nombres impactantes como “EVO”, 'Smile', 'Atom', 'Square 1 Bank' y, para aquellos que les gusta que sus marcas sean más literales, 'Simple'. Al mismo tiempo, ha habido un gran aumento de marcas de fintech (las empresas que prestan servicios financieros a través de la tecnología). Estas, crean productos, ya sea de software o productos y servicios para los clientes o los propios bancos que son posibles gracias a la tecnología. Anteriormente, la mera idea de que las instituciones financieras ofreciesen 'productos' en lugar de sus servicios hubiera parecido extraña en sí misma. Sin embargo, la necesidad de diferenciarse de la competencia es necesaria para sobrevivir en el mercado.

Ahora, al parecer, las empresas fintech británicas registraron un número récord de marcas el año pasado: 4.228 frente a 3.141 en 2011. Al ver lo fácil que es para los competidores emergentes copiar productos financieros, han decidido proteger su propiedad intelectual antes de que sea demasiado tarde.

En lo que concierne a España, el número de creación de startups vinculadas al sector fintech ha crecido progresivamente en los últimos años, identificando a día de hoy más de 282 startups activas frente a las 196 del año 2016.

En el Reino Unido a pesar de los temores de que el Brexit perjudique el sector, se predice que 2017 será un año récord para fintech, con Londres como uno de los principales centros. Actualmente, los inversores están invirtiendo cientos de millones de euros en la promoción de nuevos productos y servicios para la industria financiera. Según una investigación de London & Partners, han invertido más de 925 millones de euros en compañías fintech del Reino Unido en lo que va del año. En los EE. UU., Forbes informa que Fintechs recaudaron 3 mil millones de euros en la primera mitad de 2017.

Como resultado, encontrar y registrar una marca única en el mismo sector será cada vez más difícil. También va a ser más importante proteger cada marca, especialmente en un mercado abarrotado, con una infracción de marca registrada en aumento y más canales que nunca para monitorear. A pesar de registrar su marca comercial, estas nuevas empresas deberán estar atentos para garantizar que su marca siga estando protegida.

Los bancos tradicionales también reconocen la importancia de crear y proteger marcas fuertes. A lo largo de los años, hemos adoptado gradualmente el término cajero automático o ATM para la máquina que nos proporciona nuestro efectivo. En Gran Bretaña por ejemplo, la palabra 'cashpoint' (“punto de efectivo”) es una manera muy habitual de hablar de un cajero automático. Lo que la gente al lo mejor no sabe es que es un nombre comercial registrado que pertenece a la entidad Lloyds, quienes eran uno de los primeros en implementar los cajeros automáticos en las calles británicas durante los años 80.

Del mismo modo, si te gusta visitar el “the hole in the wall’ (“el hueco en la pared”). Sorprendentemente, este término fue registrado como marca registrada de Barclays en 2006. El banco no podía tener un nombre cálido y amigable, pero estaba dispuesto a hacer algo para mostrar su lado humano después de todo.

1 http://www.independent.co.uk/news/business/news/boom-in-fintech-innovations-drives-record-number-of-trade-mark-applications-by-uk-finance-firms-

Se necesita un mensaje!