DIARIO DIGITAL DE INFORMACIÓN ECONÓMICA Y FINANCIERA -

Los dispositivos de impresión, una fuente potencial de riesgos para las entidades financieras

Tribunas | Previsión

31_trib nuance.jpg

Izadyar Fassa, regional sales manager Southern Europe en Nuance Document Imaging

Vivimos en un universo digital en el que constantemente recibimos advertencias y consejos que nos recuerdan la importancia de proteger la información confidencial. No cabe duda de que la protección de datos es un elemento imprescindible en la estrategia de seguridad de cualquier organización. Más aún, para aquellas empresas que manejan datos confidenciales como los bancos u organizaciones del sector financiero.

En los últimos años, los planes de protección se han centrado fundamentalmente en los PC y dispositivos móviles. De esta forma, muchas entidades bancarias han implementado soluciones de seguridad focalizadas en redes, intercambios de bases de datos o comunicaciones por correo electrónico, olvidando las vulnerabilidades asociadas a impresoras y escáneres. Desde mi punto de vista, los bancos y compañías del sector financiero también deben incluir la seguridad de sus documentos físicos como parte de su política general de seguridad.

Si bien es cierto que la irrupción y el crecimiento de los dispositivos de impresión multifunción es clave en la automatización y optimización de los flujos de trabajo asociados a documentos en papel de las empresas, también se ha establecido como una fuente potencial de riesgos. Sin embargo, la mayoría de compañías no son realmente conscientes de los peligros que pueden generar estos sistemas de impresión. De acuerdo a un estudio de SpiceWorks, sólo el 18% de los profesionales IT consideran que las impresoras pueden generar riesgos relativos a amenazas o incidentes de seguridad. Una cifra preocupante si tenemos en cuenta el daño que puede causar la pérdida de datos confidenciales a la reputación de una empresa.

Aunque la mayoría de estas compañías conoce las consecuencias de una filtración de información, la realidad es que no están realmente preocupadas por mitigar estas amenazas. La mayor parte de estas organizaciones establece políticas de prevención de pérdida de datos y cuenta con tecnologías sofisticadas para salvaguardar la información que se comparte y almacena electrónicamente. Sin embargo, muchas de ellas no disponen de un sistema de seguridad efectivo que garantice la protección de sus documentos en papel. En muchas ocasiones, este tipo de documentos incluye datos personales de los empleados, información sobre sus salarios o datos confidenciales relacionados con los clientes o sus cuentas y que pueden quedar expuestos a personas no autorizadas.

En mi opinión, existen formas muy efectivas para que los bancos protejan sus documentos impresos y eviten filtraciones de datos. Prueba de ello, la impresión de liberación segura, también conocida como impresión de extracción. Se trata de un sistema en el que los trabajos de impresión sólo se lanzan a usuarios autorizados y previamente identificados a través de un código PIN o una tarjeta inteligente. A mi parecer, este tipo de medidas de seguridad de impresión puede ayudar a reducir el riesgo de que los datos confidenciales caigan en manos de personas no autorizadas.

Con todo este contexto, me atrevería a afirmar que la impresión segura es un desafío que puede abordarse a través de políticas, formación y productos. Sin duda, la seguridad de impresión debe incluirse como una de las prioridades en la estrategia de seguridad de la información de cualquier compañía financiera. Al fin y al cabo, la implementación de prácticas seguras de impresión es una pequeña inversión en comparación con las posibles repercusiones financieras y legales de una

Se necesita un mensaje!