DIARIO DIGITAL DE INFORMACIÓN ECONÓMICA Y FINANCIERA -

Tras tanto despido… ¿Hay vida laboral después de la banca?

Tribunas | Futuro

56_rubiato.jpg

Jesús Rubiato, consultor de Spring Professional (Grupo Adecco)

Pese a que las noticias de actualidad respecto al sector bancario no resultan ser muy esperanzadoras debido a las diferentes reestructuraciones de plantilla provocadas por diferentes fusiones y absorciones entre entidades, quizás no habría que lamentarse tanto y enfocar el futuro hacia nuevos horizontes llenos de oportunidades laborales.

Mientras el negocio asegurador permanece estable, liderando seguramente el crecimiento del sector debido al incremento de primas globales provocado por eventuales repuntes de los tipos de interés y la inflación, la Banca sigue trabajando en las diferentes directrices impuestas desde las autoridades españolas y europeas reduciendo costes con diferentes fusiones entre entidades, de lo que deriva cierre de oficinas (y con ello miles de despidos) para incrementar la rentabilidad y lograr ser más fuertes y eficientes en un mercado cada vez más global.

En este sentido, las entidades bancarias están sufriendo una transformación hacia un nuevo modelo de negocio, en busca de la máxima eficiencia, en el que la banca online juega un papel fundamental, ya que cada día se antoja más extraño ver largas colas de gente en una sucursal para pagar un recibo o impuesto. De lo que se trata es de reducir el número de clientes en una oficina, y con ello, menos coste de sucursales y empleados para realizar transacciones bancarias cotidianas.

La búsqueda hacia este nuevo modelo de negocio, junto con la obligada transformación digital, hace que los puestos más demandados en el sector bancario sean los relacionados con el mundo IT y BigData, para lo que las consultoras estratégicas están tomando buena nota afianzándose con una buena porción del pastel. Sea por ello que el “empleado ideal” al que se evoluciona es aquel que tenga unos conocimientos financieros afianzados con una buena formación en tecnología (IT).

Ante tal panorama se hace imprescindible hablar de la irrupción en el mercado financiero de las denominadas “FinTech”, que si bien se integran en esta denominación como tal, numerosas sociedades creadas con un mínimo componente tecnológico, quisiera centrarme en aquellas que realizan una función pseudo-bancaria, en concreto las Fintech de Crowdfunding y Crowdlending. Sociedades con un grandísimo potencial creando miles de puestos de trabajo por año (principalmente gente joven con formación en tecnología y comerciales del sector bancario).

En Europa, Reino Unido lleva el liderazgo en este sector, seguido de Alemania. Es por ello que España debería dar un paso al frente y situarse en la cabecera aprovechando las consecuencias que puedan derivarse del Brexit.

Sociedades que están experimentando un crecimiento vertiginoso pero que, a falta de una regulación por parte del Gobierno de España y la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), y que se hace urgente y necesaria, no consiguen atraer el suficiente capital e inversión extranjera para terminar de afianzarse en el mercado y dar un golpe sobre la mesa.

A pesar de que los salarios en este tipo de empresas Fintech no puedan ser suficientemente elevados, también es cierto que sus trabajadores manifiestan estar muy satisfechos y contentos desempeñando diferentes funciones financieras y tecnológicas. Además, casi un 80% de los trabajadores se muestran entusiasmados con el hecho de que trabajar en una Fintech les abrirá nuevas puertas para el futuro, valorando muy positivamente su experiencia laboral. Se trata pues de una puerta de futuro para los jóvenes licenciados como primera experiencia laboral, con magníficas expectativas de futuro y cuyas competencias más valoradas en este tipo de empresas son los idiomas, la responsabilidad, y el trabajo en equipo.

Pero no pensemos que el mundo Fintech es la única salida para el malogrado sector bancario a causa de sus reestructuraciones de personal. La entrada de capital extranjero a grandes empresas y Fondos de Inversión, han llevado a éstas a fortalecer sus departamentos financieros demandando perfiles de análisis financiero y control de gestión (Risk analyst, Financial controller, Senior auditor, Financial planner, Project controller…) aplicando herramientas de modeling financiero para crear una fuerte estabilidad financiera ante posibles amenazas externas y asegurar la rentabilidad y viabilidad de las operaciones.

Otro modelo de negocio en el mercado bancario que sigue demandando empleados de corte comercial, es la denominada Banca Personal. En este tipo de negocio se requiere un trato personalizado al cliente lleno de empleados que son gestores independientes, con gran conocimiento del abanico de productos financieros, y cuyo salario se centra en la carterización y plena satisfacción de los clientes.

En resumen, quizás no deberíamos lamentarnos por la cantidad de puestos de trabajo destruidos, sino ver el futuro con optimismo y saber que el periodo de transformación del sector nos conduce hacia nuevas oportunidades aún por explorar, cuya clave principal será saber adaptarse. Ya que desde el sector Recruiter se pone énfasis en valorar el talento y la experiencia de las personas… pues ¡es mucho el que hay!

Consultor de Spring Professional

Grupo Adecco

Se necesita un mensaje!