DIARIO DIGITAL DE INFORMACIÓN ECONÓMICA Y FINANCIERA -

¿Da el dinero la felicidad laboral?

Tribunas | Desarrollo

35_Georgina-Soca-Directora-de-Recursos-Humanos-de-ADP-Espana.jpg

Por Georgina Soca, directora de Recursos Humanos de ADP España

Siempre se ha oído que el dinero no da la felicidad pero casi todos pensamos que por lo menos te acerca a ella o te evita preocupaciones que te alejan. Famosas canciones también han hecho referencia a este tema uniendo el factor del dinero junto con el amor y la salud. Sea en el orden que sea, el dinero siempre está presente y vinculado con la felicidad.

Pero en esta ocasión yo quiero hablar sobre el dinero y la felicidad laboral. A priori puede sonar que es lo mismo que la personal pero hay muchos factores y visiones que hacen variar la perspectiva. En el sector de los Recursos Humanos y, por ende, en el empresarial, para conseguir la felicidad laboral de los empleados es necesario entenderles, construir un lugar de trabajo mejor y preguntarse por qué van a trabajar cada día, qué tipo de ambiente esperan encontrar, etc. O si es la nómina a fin de mes el único motivo que les hace ir a trabajar,

Nuestras diferentes motivaciones contribuyen a hacer que los lugares de trabajo sean diversos e interesantes. Pero para RRHH y cualquier persona involucrada con el compromiso de los empleados, saber qué es lo que hace que la gente vaya a trabajar representa un desafío complejo.

Así, nuestro último informe llamado “People Unboxed”,, en el que hemos entrevistado a más de 2.500 empleados en Europa, señala que la mitad de los trabajadores europeos afirma que el sueldo no es su mayor motivación laboral. Según las conclusiones obtenidas, casi la mitad (48%) de los empleados señalan otros motivos más allá del dinero como la principal motivación para ir a trabajar. El informe también muestra que los aspectos no económicos conducen a niveles de participación más altos y a una mayor satisfacción en el día de pago. Además, también indica que un 38% de los encuestados señala que su principal objetivo es poder pagar lo que necesita y el 13% es poder pagar lo que quiere. Los empleados motivados por factores no financieros están más comprometidos con la misión de la empresa.

Los empleados que trabajan porque les gusta y disfrutan de su trabajo son más propensos a comprometerse con la misión y los valores de su empleador. Un tercio de los que aman su trabajo y su empleador dicen que conocen la misión de la empresa de memoria (33% y 35%), en comparación con solo uno de cada cinco que dicen que trabajan por razones financieras (21% y 20%).

Las motivaciones de los empleados evolucionan a lo largo de sus vidas y carreras, sin embargo, sorprendentemente, los trabajadores más jóvenes no son los más motivados por ganar dinero. Aquellos en el grupo de edad de 18 a 24 son los menos propensos a decir que pagar por las cosas que necesitan es su principal motivación (30%), en comparación con el 42% de los mayores de 50 años. Los trabajadores más jóvenes son significativamente más propensos a estar motivados por el aprendizaje y el crecimiento en su carrera que otros grupos de edad (18%). Por el contrario, el amor por el trabajo se vuelve más importante a medida que los trabajadores crecen.

Conclusión

Todos los empleados están motivados por una multitud de factores diferentes, sin embargo, nuestro informe muestra cómo la división entre las motivaciones financieras y no financieras puede tener implicaciones importantes para su compromiso y satisfacción. El compromiso ha demostrado ser un factor importante tanto en la productividad de los empleados como en el éxito general de la organización, lo que significa que es vital comprender cómo equilibrar estos factores financieros y no financieros. Los equipos de RR.HH. necesitan comprender lo que los empleados valoran en los diferentes roles y etapas de su carrera, para que puedan ofrecer una gama de estilos de trabajo y beneficios que se adapten a las distintas necesidades y personalidades.

Se necesita un mensaje!