DIARIO DIGITAL DE INFORMACIÓN ECONÓMICA Y FINANCIERA -

Puede desaparecer algún banco por la digitalización

Entrevistas | ARTUR SERRA, DIRECTOR EJECUTIVO PARA BANCA COMERCIAL DE GFT

La tecnológica GFT trabaja con las empresas para mejorar las arquitecturas informáticas, entre otras cosas. El director ejecutivo para banca comercial de GFT, Artur Serra, concedió una entrevista a Banca 15 en la que habló, sobre todo, del estado del viaje de las entidades financieras a la digitalización y el papel de los clientes, que ganarán poder.

JOSÉ MARÍA LANSEROS

— ¿En qué contexto trabaja GFT con el sector financiero español?

GFT es una multinacional y aborda sus proyectos de forma global desde todas sus sedes. España es bastante importante porque la mitad de los empleados de GFT está en territorio español.

Trabajamos con los bancos españoles más grandes. Empezamos con un cliente muy importante: Deustche Bank y contábamos con Sabadell y Santander, pero al no estar en Madrid, teníamos pocos proyectos. No obstante, con la compra que hicimos de Adesis, que se dedica básicamente a transformación digital, la penetración que tenemos en la banca española es mucho más potente y gira alrededor de los temas más estratégicos.

— ¿Hay fórmulas comunes en el trabajo que hacen con las diferentes entidades en materia de digitalización?

En el sector, en procesos de este estilo, hay una infraestructura común, pero distintas experiencias, porque las entidades financieras están aún probando.

Por ejemplo, con BBVA, nosotros estamos avanzando muchísimo en un tipo de colaboración que se mueve en todas partes: el método ágil, en el cual defines con el cliente los sistemas, con entregas muy rápidas de producción, un aspecto que es clave para la transformación digital.

— ¿En qué momento está la banca digital?

Hay un cambio de paradigma y los bancos reaccionan compitiendo con distintas iniciativas, pero bastantes distintas entre ellas. En España, es lo mismo que en todas partes: hay experiencias digitales impresionantes en empresas y también reacciones confusas.

Ahora bien, los bancos tienen cada vez más claro qué quieren en lo digital. Tienen claro que estamos en una situación en la que el cliente es cada vez más digital y quiere controlar la interacción y, por tanto, el usuario es el centro.

Además, cada vez hay menos moneda, la parte de interacción de pagos es cada vez más digital y hay empresas disruptoras, las fintech, que no son bancos y que están intentando quedarse una parte del negocio. ¿Cómo reacciona en esa situación la banca? Haciendo distintas pruebas, de manera que unos crean bancos que tengan las mismas características que estas empresas y también están creando aplicaciones, por ejemplo.

— ¿Cómo ve la disputa entre la banca tradicional y los nuevos competidores?

Como no tienen ficha bancaria, las fintech pueden seguir necesitando a los bancos, pero quien tiene el contacto con el cliente, tiene el poder para poner el precio. Si tienes el mercado donde se negocia entre particulares un préstamo, pones el precio a la transacción y el banco tendrá que aceptar trabajar como marca blanca, perdiendo parte del beneficio.

En este marco, la fintech será intermediaria en operaciones, pero en muchos casos lo que pasa es que está cogiendo la interacción directa con el cliente, algo que si lo aceptan los bancos, significa dar por bueno que se van a llevar una parte del pastel. ¿Cómo compiten las entidades financieras con estas empresas? En muchos casos creando fintech, con lo que compiten al mismo nivel pero sin poder utilizar las fortalezas de un banco.

En otros casos, los bancos buscan la colaboración con las fintech, una colaboración les puede permitir acceder a segmentos a los que no acceden a través de sus canales de comercialización habituales. Los bancos pueden intentar competir con las fintech pero desde la fortaleza de su posición. La gente sigue confiando más en los bancos que en ningún otro tipo de empresa para tener su cuenta, pero para ello los bancos han de cambiar y de ahí la transformación digital

— ¿Cuántos bancos tienen fintech?

Según una estadística, más del 40% de las entidades financieras está intentando crear una fintech. Hay quienes están colaborando con estas empresas disruptivas (partnership) para entrar a un segmento determinado del mercado como un proveedor más, sin dejar de ser el banco de siempre.

Lo que nosotros proponemos es que la manera de competir es evolucionar el banco, de manera que la debilidad que puedan tener, que es la lentitud a la hora de reaccionar ante productos nuevos, se mejore y puedan competir con este tipo de compañías, que son mucho más rápidas. Para esto, estamos viendo cómo se aproximan estas empresas a los cambios tecnológicos, para ver si los bancos pueden hacer lo mismo. Y pueden, pero tienen que cambiar. El tema es que la tecnología se venía abordando en los bancos mucho desde el punto de la seguridad a la hora de entrar en producción, con grandes proyectos que tardaban años, mientras que las fintech tienen productos nuevos en quince días.

NOTA: LO PUBLICADO EN ESTA WEB ES UN EXTRACTO. LA ENTREVISTA COMPLETA SE PUEDE LEER EN EL NÚMERO 454 DE BANCA15

Se necesita un mensaje!