DIARIO DIGITAL DE INFORMACIÓN ECONÓMICA Y FINANCIERA -

BBVA asegura que no tiene que devolver las cláusulas suelo porque ya ha sido juzgado

Resultados | Tercer trimestre

El consejero delegado de BBVA, Carlos Torres, ha asegurado que no tendrán que devolver las cláusulas suelo, tal y como ha dicho la Unión Europea porque "no tiene sentido que una cosa juzgada se vuelva a juzgar".

Torres se refería así a la Sentencia del Tribunal Supremo por la cuál el banco fue obligado a dejar de aplicar la cláusula suelo en mayo de 2013. "No se puede revisar otra vez", zanjó.

Así que el consejero delegado no se extendió más sobre el tema ni cifró en cuanto podría suponer el coste de la sentencia del Tribunal de Justicia europeo porque no lo contemplan.

Sobre otro de los temas que están estos días de presentaciones de resultados encima de la mesa, el de las comisiones de los cajeros, tampoco adelantó nada sobre lo que va a hacer BBVA, porque según informó, está "en fase de análisis". Por lo que dijo que "no tenemos posición definida" en este aspecto.

Lo que sí señaló es que cuando se planteó esta posibilidad "no era por afán recaudatorio", sino por poner estas infraestructuras "a servicio del cliente" de la entidad.

Torres hacía estas declaraciones en el transcurso de la presentación de resultados del tercer trimestre, en el que BBVA ha obtenido un beneficio de 1.702 millones de euros, un 11,8% menos, que en el mismo periodo del año pasado.

Las cuentas

Esta disminución en el beneficio se explica por el impacto de las operaciones corporativas cerradas este año, que se contabilizan ahora, entre las que sobresale la compra del 14,89% adicional del banco turco Garanti, que ha supuesto una resta en el beneficio de 1.840 millones de euros, pero también la adquisición de Catalunya Caixa, la venta del banco chino CNCB y la la de CIFH. Sin esto, la entidad indica que el beneficio hubiera ascendido a 2.815 millones, lo que supone un 45,9% más.

Y es que Torres calificó el trimestre de "muy movido" y no cabe duda de que es así, ya que la entidad presenta para este periodo aislado pérdidas, por primera vez en mucho tiempo, un total de 1.057 millones de euros.

Un trimestre complicado al que se ha unido depreciaciones de las divisas en los mercados en los que opera, pero que, no obstante, ha registrado un volumen de ingresos récord hasta elevar el margen bruto a los 17.534 millones de euros, lo que arroja un crecimiento del 12,5% sobre el mismo periodo del año anterior.

Y aunque, el consejero delegado calificó de haber tenido "muy mal comportamiento" el apartado de operaciones financieras, un dato optimista del trimestre es la gestión del riesgo, que ha llevado a situar la ratio de mora en el 5,6%, frente al 6,1% de un año antes, y todo ello con una cobertura del 74%. Por lo que la reducción de saneamientos, sobre todo en lo que tiene que ver con el mercado de España "es una muy buena noticia"

Torres destacó también la solvencia del gripo, con unos ratios CET1 del 11,7% phased-in y del 9,8% fully-loaded. Por su parte el ratio de apalancamiento "leverage" es del 5,7%, lo que a su juicio es de los mejores de las entidades comparables.

En línea con lo registrado en los últimos trimestres, la actividad bancaria de España continúa observando mejoras y contribuyendo más positivamente a las cuentas del grupo. Y a pesar de que la actividad inmobiliaria sigue contabilizando pérdidas (407 millones), se han llegado a florar plusvalías con la venta de inmuebles, según confirmó Torres, con lo que la aportación al resultado del grupo es de 694 millones, 500 más que hace un año.

Cataluña

El número dos del grupo, que tiene una fuerte presencia en Cataluña, tras las integraciones de Unnim y Catalunya Caixa, que le ha llevado a impulsar su cuota de mercado en la zona hasta el 25%, se mostró tajante ante la posible independencia de la comunidad catalana del territorio español, diciendo que "no beneficia a nadie" por lo que espera que los políticos puedan "reconducir la situación".

Sin duda, la decisión de aupar a Carlos Torres como consejero delgado de la entidad, viene marcada por su profundo interés en la transformación digital de la que hace gala el banco y su presidente Francisco González. Buena parte de la alocución de Torres estuvo ocupada por la tecnología y la digitalización.

En este sentido y dado que se ha hablado mucho sobre el tema, Torres dijo al respecto de la digitalización y su relación con el cliente que "no queremos confundirles" y que este proceso es un "mecanismo de ayuda" para el cliente en lo que tiene que ver con su planificación financiera.

Es decir, que en palabras del consejero delgado se trata de "ofrecer más valor al clientes, aprovechando la tecnología y los datos" para que "el lado financiero no supongo un obstáculo.

Se necesita un mensaje!