DIARIO DIGITAL DE INFORMACIÓN ECONÓMICA Y FINANCIERA -

BBVA Wallet sobrepasa el millón de descargas

Tecnologia | PAGOS MÓVILES

54_bbva-wallet-millon.jpg

La aplicación de gestión de tarjetas y pagos móviles de BBVA se lanzará esta semana en Turquía bajo la marca de BonusFlas.

TECNOLOGÍA | PAGOS MÓVILES

BBVA Wallet sobrepasa el millón de descargas

La aplicación de gestión de tarjetas y pagos móviles de BBVA se lanzará esta semana en Turquía bajo la marca de BonusFlas.

BBVA Wallet, la aplicación de gestión de tarjetas y pagos móviles de BBVA, ha registrado más de un millón de descargas desde su lanzamiento, hace menos de dos años. Disponible en cuatro países (España, Chile, México y Estados Unidos), la aplicación se considera el primer producto digital de carácter global del Grupo y se lanzará próximamente en Turquía. Garanti Bank, del que BBVA es el accionista mayoritario con una participación del 39,90%, presenta la aplicación esta semana bajo la marca de BonusFlas.

El primer producto global, digital, de BBVA, Wallet, es una aplicación de pagos móviles que dota a los clientes de un control total de sus tarjetas de crédito. BBVA Wallet ofrece numerosas entre las que se incluyen:

- Permitir a los clientes realizar pagos sin contacto con sus smartphones y elegir la tarjeta de crédito que se quiere usar.

- “Encender” y “apagar” las tarjetas cuando lo desee; en el caso de que un cliente pierda una tarjeta, puede bloquearla de manera temporal hasta que se asegure de la pérdida.

- Financiar pagos realizados con tarjetas desde la propia aplicación.

- A través de las notificaciones “push”, el cliente puede obtener una copia del recibo en su terminal móvil en cuanto realiza una transacción, lo que dota a la aplicación de un nivel mayor de seguridad.

- BBVA Wallet además, ofrece beneficios a los comercios, ya que les permite ofrecer descuentos a los clientes a través de promociones.

Como decíamos, el número total de descargas de BBVA Wallet al final del tercer trimestre de 2015 ha superado el millón de descargas. España registra 850.000 descargas, mientras que México (Bancomer) ha alcanzado las 164.000 en tan sólo cuatro meses desde su lanzamiento en julio. Chile (BBVA Chile) y Estados Unidos (BBVA Compass) están en una fase más temprana con 36.000 y 7.000 descargas, respectivamente.

Las cifras muestran que la adopción de BBVA Wallet se está acelerando. En el tercer trimestre de 2015 la aplicación registraba 358.000 descargas, mientras que en el mismo periodo de 2014 esta cifra era de 87.000 descargas, lo que supone un aumento interanual del 311%. Las previsiones de BBVA son que la aplicación alcance los 5 millones de descargas a finales de 2016.

“BBVA Wallet supone una alternativa al plástico y a los pagos en metálico segura, innovadora y fácil de usar. Más del 80% de los pagos en el mundo siguen siendo en efectivo y creemos que esta es una gran oportunidad para pasar de uno a cinco millones de descargas a finales de 2016”, asegura Mehmet Sezgin, responsable global de medios de pago en BBVA.

El análisis del uso de BBVA Wallet muestra que sus usuarios utilizan más sus tarjetas y gastan más con ellas. Los usuarios de BBVA Wallet en España hacen una media de 11 compras con sus tarjetas al mes, un 22% más que los que tienen solo tarjetas físicas.

Además, los usuarios de la app gastan un 18% más, con una media de 435 euros al mes frente a los 369 euros de los que usan solo las tarjetas de plástico.

BonusFlas, la nueva aplicación de Garanti, tiene nuevas funcionalidades que se incorporarán en otros mercados donde BBVA Wallet está operativo, como la habilidad de suscribirse a programas de fidelización desde la app, aumentar el límite del crédito y recibir las ofertas de los comercios basadas en geolocalización.

“Un millón de descargas es el principio del camino. Creo firmemente que los usuarios de tarjetas de plástico serán una minoría en 2020. Somos el único banco que tiene una aplicación de pagos móviles operativa en cinco países lo que nos sitúa al frente del mayor proceso de transformación del plástico al móvil”, concluye Sezgin.

Se necesita un mensaje!